Según investigaciones publicadas en Medicine and Science in Sports and Exercise indican que la pérdida de peso al correr, así como el índice de masa corporal (IMC) puede ser 90% mayor comparado con caminar. ¿Entonces por qué no bajas de peso?

  1. Ingieres comidas post-entrenamiento hipercalóricos.
  2. Tu entrenamiento no corresponde con tu necesidad.
  3. Continuas con los mismos hábitos alimenticios.

Para que los músculos puedan consumir la grasa acumulada en el cuerpo se debe correr por lo menos durante 45 minutos, y con una frecuencia cardíaca entre 120/160 pulsaciones por minuto, esto para entrar a la “zona de lipólisis” en que se utiliza la grasa como principal “combustible”.