Los Hábitos de Vida Saludable

Específicamente la realización periódica de actividad física, el consumo de frutas y verduras  y de una dieta balanceada, y el control del consumo de alcohol, reducen hasta un 80% el riesgo de tener Enfermedades Crónicas No transmisibles (ECNT).

 

Estas enfermedades, actualmente son las responsables del 60% todas las muertes a nivel mundial, y un 80% de estas muertes ocurren en países de ingresos bajos y medios.

 

La inactividad física constituye el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad en todo el mundo (9% de defunciones a nivel mundial). Sólo la superan la hipertensión (13%), el consumo de tabaco (9%) y el exceso de  glucosa en la sangre (6%).